Directrices del diseño universal para el aprendizaje

Estas directrices son herramientas para implementar el diseño universal para el aprendizaje, que a su vez es un marco para mejorar y optimizar la enseñanza y el aprendizaje para todas las personas, basado en conocimientos científicos sobre cómo los seres humanos aprenden. Ofrecen un grupo de sugerencias concretas que pueden ser aplicadas a cualquier disciplina o campo del conocimiento, para asegurar que todos los estudiantes puedan acceder y participar en oportunidades de aprendizaje significativas y desafiantes.


Proporcionar múltiples medios de participación

Redes afectivas – el por qué del aprendizaje

El afecto representa un elemento crucial para el aprendizaje y los alumnos difieren notablemente en las formas en que pueden participar o motivarse para aprender. Hay una variedad de fuentes que pueden influir en la variación individual en el afecto, incluida la neurología, la cultura, la relevancia personal, la subjetividad y el conocimiento previo, junto con una variedad de otros factores. Algunos alumnos están muy comprometidos con la espontaneidad y la novedad, mientras que otros están desconectados, incluso asustados, por esos aspectos y prefieren una rutina estricta. A algunos alumnos les gustaría trabajar solos, mientras que otros prefieren trabajar con sus compañeros. En realidad, no existe un medio de participación que sea óptimo para todos los alumnos en todos los contextos; proporcionar múltiples opciones de participación es esencial.


Proporcionar opciones para la captación de intereses

Optimice la autonomía y la elección individual

En un entorno educativo, a menudo es inapropiado proporcionar la elección del objetivo de aprendizaje en sí, pero a menudo es apropiado ofrecer opciones sobre cómo se puede alcanzar ese objetivo, en el contexto para lograr el objetivo, en las herramientas o apoyos disponibles, y así sucesivamente. Ofrecer opciones a los alumnos puede desarrollar la autodeterminación, el orgullo por los logros y aumentar el grado en que se sienten conectados con su aprendizaje. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los individuos difieren en la cantidad y el tipo de opciones que prefieren tener. Por tanto, no basta con ofrecer opciones. Se debe optimizar el tipo correcto de elección y el nivel de independencia para garantizar el compromiso.

Optimice la relevancia, el valor y la autenticidad

Muchos tipos de aprendizaje, en particular el aprendizaje de habilidades y estrategias, requieren una atención y un esfuerzo sostenidos. Cuando están motivados para hacerlo, muchos alumnos pueden regular su atención y afecto para mantener el esfuerzo y la concentración que requerirá dicho aprendizaje. Sin embargo, los alumnos difieren considerablemente en su capacidad para autorregularse de esta manera. Sus diferencias reflejan disparidades en su motivación inicial, su capacidad y habilidades para la autorregulación, su susceptibilidad a la interferencia contextual, etc. Un objetivo de instrucción clave es desarrollar las habilidades individuales en la autorregulación y la autodeterminación que igualarán tales oportunidades de aprendizaje. Mientras tanto, el entorno externo debe proporcionar opciones que puedan igualar la accesibilidad al apoyar a los alumnos que difieren en la motivación inicial, las habilidades de autorregulación, etc.

Minimizar amenazas y distracciones

Una de las cosas más importantes que puede hacer un maestro es crear un espacio seguro para los alumnos. Para hacer esto, los maestros deben reducir las posibles amenazas y distracciones en el entorno de aprendizaje. Cuando los alumnos tienen que centrar su atención en satisfacer sus necesidades básicas o evitar una experiencia negativa, no pueden concentrarse en el proceso de aprendizaje. Si bien la seguridad física de un entorno de aprendizaje es, por supuesto, necesaria, también se debe prestar atención a los tipos más sutiles de amenazas y distracciones; lo que es una amenaza o una distracción potencial depende de las necesidades y antecedentes individuales de los alumnos. Un estudiante del idioma inglés puede encontrar amenazadora la experimentación con el idioma, mientras que algunos estudiantes pueden encontrar que demasiada estimulación sensorial les distraiga. El entorno de instrucción óptimo ofrece opciones que reducen las amenazas y las distracciones negativas para que todos creen un espacio seguro en el que puede ocurrir el aprendizaje.


Proporcionar opciones para mantener el esfuerzo y la perseverancia

Aumentar la prominencia de las metas y los objetivos

En el transcurso de cualquier proyecto sostenido o práctica sistemática, hay muchas fuentes de interés y compromiso que compiten por la atención y el esfuerzo. Algunos alumnos necesitan apoyo para recordar el objetivo inicial o para mantener una visión coherente de las recompensas de alcanzar ese objetivo. Para esos alumnos, es importante incorporar “recordatorios” periódicos o persistentes tanto del objetivo como de su valor para que puedan mantener el esfuerzo y la concentración frente a los distractores.

Varíe las demandas y los recursos para optimizar el desafío

Los estudiantes varían no solo en sus habilidades, sino también en los tipos de desafíos que los motivan a hacer su mejor trabajo. Todos los alumnos deben ser desafiados, pero no siempre de la misma manera. Además de proporcionar niveles y tipos de demandas adecuadamente variados, los alumnos también deben contar con los tipos adecuados de recursos necesarios para completar con éxito la tarea. Los alumnos no pueden satisfacer una demanda sin los recursos adecuados y flexibles. Proporcionar una variedad de demandas y una variedad de recursos posibles permite a todos los alumnos encontrar desafíos que los motiven de manera óptima. Equilibrar los recursos disponibles para enfrentar el desafío es vital.

Fomentar la colaboración y la comunidad

En la actualidad, todos los alumnos deben poder comunicarse y colaborar de forma eficaz dentro de una comunidad de alumnos. Esto es más fácil para algunos que para otros, pero sigue siendo un objetivo para todos los alumnos. La distribución de la tutoría a través de compañeros puede aumentar en gran medida las oportunidades de apoyo individual. Cuando se estructura cuidadosamente, esta cooperación entre pares puede aumentar significativamente el apoyo disponible para un compromiso sostenido. La agrupación flexible en lugar de fija permite una mejor diferenciación y múltiples roles, además de brindar oportunidades para aprender cómo trabajar de manera más efectiva con los demás. Se deben proporcionar opciones sobre cómo los alumnos desarrollan y utilizan estas importantes habilidades.

Aumentar la retroalimentación orientada al dominio

La evaluación es más productiva para mantener el compromiso cuando la retroalimentación es relevante, constructiva, accesible, consecuente y oportuna. Pero el tipo de retroalimentación también es fundamental para ayudar a los alumnos a mantener la motivación y el esfuerzo esenciales para el aprendizaje. La retroalimentación orientada al dominio es el tipo de retroalimentación que guía a los alumnos hacia el dominio en lugar de una noción fija de desempeño o cumplimiento. También, enfatiza el papel del esfuerzo y la práctica en lugar de la “inteligencia” o la “habilidad” inherente como un factor importante para guiar a los alumnos hacia hábitos y prácticas de aprendizaje exitosos a largo plazo. Estas distinciones pueden ser particularmente importantes para los estudiantes cuyas discapacidades han sido interpretadas, ya sea por ellos mismos o por sus cuidadores, como una limitación permanente y fija.


Proporcionar opciones para la autorregulación

Promover expectativas y creencias que optimicen la motivación

Un aspecto importante de la autorregulación es el conocimiento personal que tiene cada alumno sobre lo que le motiva, ya sea intrínseco o extrínseco. Para lograr esto, los estudiantes deben poder establecer metas personales que puedan alcanzarse de manera realista, así como fomentar creencias positivas de que sus metas pueden alcanzarse. Sin embargo, los estudiantes también deben poder lidiar con la frustración y evitar la ansiedad cuando están en el proceso de alcanzar sus metas. Se deben ofrecer múltiples opciones a los alumnos para ayudarlos a mantenerse motivados.

Facilitar habilidades y estrategias de afrontamiento personal

Proporcionar un modelo de habilidades de autorregulación no es suficiente para la mayoría de los alumnos. Necesitarán aprendizajes sostenidos que incluyan andamios. Los recordatorios, modelos, listas de verificación, etc. pueden ayudar a los alumnos a elegir y probar una estrategia adaptativa para manejar y dirigir sus respuestas emocionales a eventos externos (por ejemplo, estrategias para lidiar con entornos sociales que producen ansiedad o para reducir distractores irrelevantes de la tarea) o eventos internos (p. ej., estrategias para disminuir la rumia sobre la ideación depresiva o que produce ansiedad). Dichos andamios deberían proporcionar suficientes alternativas para enfrentar el desafío de las diferencias individuales en los tipos de estrategias que podrían tener éxito y la independencia con la que se pueden aplicar.

Desarrollar la autoevaluación y la reflexión

Para desarrollar una mejor capacidad de autorregulación, los alumnos deben aprender a controlar sus emociones y reactividad de forma cuidadosa y precisa. Los individuos difieren considerablemente en su capacidad y propensión a la metacognición, y algunos estudiantes necesitarán una gran cantidad de instrucción explícita y modelos para aprender a hacer esto con éxito. Para muchos estudiantes, el simple hecho de reconocer que están progresando hacia una mayor independencia es muy motivador. Alternativamente, uno de los factores clave para que los alumnos pierdan la motivación es su incapacidad para reconocer su propio progreso. Además, es importante que los alumnos tengan múltiples modelos y andamios de diferentes técnicas de autoevaluación para que puedan identificar y elegir las óptimas.


Proporcionar múltiples medios de representación

Redes de reconocimiento – el qué del aprendizaje

Los alumnos difieren en la forma en que perciben y comprenden la información que se les presenta. Por ejemplo, aquellos con discapacidades sensoriales (por ejemplo, ceguera o sordera); discapacidades de aprendizaje (por ejemplo, dislexia); diferencias lingüísticas o culturales, etc., pueden requerir diferentes formas de abordar el contenido. Otros pueden simplemente captar la información de manera más rápida o más eficiente a través de medios visuales o auditivos en lugar del texto impreso. También el aprendizaje y la transferencia del aprendizaje se producen cuando se utilizan múltiples representaciones, ya que permiten a los estudiantes establecer conexiones dentro de los conceptos y entre ellos. En resumen, no existe un medio de representación que sea óptimo para todos los alumnos; brindar opciones de representación es esencial.


Proporcionar opciones para la percepción

Ofrecer formas de personalizar la visualización de la información

En los materiales impresos, la visualización de la información es fija y permanente. En materiales digitales debidamente preparados, la visualización de la misma información es muy maleable y personalizable. Por ejemplo, un cuadro de llamada con información de fondo puede mostrarse en una ubicación diferente, o puede ampliarse, enfatizarse mediante el uso de colores o eliminarse por completo. Tal maleabilidad brinda opciones para aumentar la claridad de percepción y la prominencia de la información para una amplia gama de estudiantes y ajustes para las preferencias de otros. Si bien estas personalizaciones son difíciles con los materiales impresos, comúnmente están disponibles automáticamente en materiales digitales, aunque no se puede suponer que debido a que es digital es accesible, ya que muchos materiales digitales son igualmente inaccesibles. Los educadores y los alumnos deben trabajar juntos para lograr la mejor combinación de características con las necesidades de aprendizaje.

Ofrecer alternativas para la información auditiva

El sonido es una forma particularmente efectiva de transmitir el impacto de la información, razón por la cual el diseño de sonido es tan importante en las películas y por qué la voz humana es particularmente efectiva para transmitir emoción y significado. Sin embargo, la información transmitida únicamente a través del sonido no es igualmente accesible para todos los estudiantes y es especialmente inaccesible para los estudiantes con discapacidades auditivas, para los estudiantes que necesitan más tiempo para procesar la información o para los estudiantes que tienen dificultades de memoria. Además, escuchar en sí mismo es una habilidad estratégica compleja que debe aprenderse. Para garantizar que todos los alumnos tengan acceso al aprendizaje, las opciones deben estar disponibles para cualquier información, incluido el énfasis, presentada de forma auditiva.

Ofrecer alternativas para la información visual

Las imágenes, gráficos, animaciones, videos o texto son a menudo la forma óptima de presentar información, especialmente cuando la información trata sobre las relaciones entre objetos, acciones, números o eventos. Pero tales representaciones visuales no son igualmente accesibles para todos los estudiantes, especialmente los estudiantes con discapacidades visuales o aquellos que no están familiarizados con el tipo de gráfico que se utiliza. La información visual puede ser bastante densa, particularmente con el arte visual, que puede tener múltiples significados e interpretaciones complejos según los factores contextuales y la base de conocimientos del espectador. Para garantizar que todos los alumnos tengan el mismo acceso a la información, es fundamental ofrecer alternativas no visuales.


Proporcionar opciones para idioma y símbolos

Aclarar vocabulario y símbolos

Los elementos semánticos a través de los cuales se presenta la información (las palabras, los símbolos, los números y los íconos) son accesibles de manera diferencial para los estudiantes con diferentes antecedentes, idiomas y conocimientos léxicos. Para garantizar la accesibilidad para todos, el vocabulario clave, las etiquetas, los iconos y los símbolos deben estar vinculados o asociados con representaciones alternativas de su significado (por ejemplo, un glosario o una definición incorporados, un equivalente gráfico, un gráfico o un mapa). Los modismos, las expresiones arcaicas, las frases culturalmente exclusivas y la jerga deben traducirse.

Aclarar la sintaxis y la estructura

Los elementos individuales de significado (como palabras o números) se pueden combinar para crear nuevos significados. Sin embargo, esos nuevos significados dependen de la comprensión de las reglas o estructuras (como la sintaxis en una oración o las propiedades de las ecuaciones) de cómo se combinan esos elementos. Cuando la sintaxis de una oración o la estructura de una representación gráfica no es obvia o familiar para los alumnos, la comprensión sufre. Para garantizar que todos los alumnos tengan el mismo acceso a la información, proporcione representaciones alternativas que aclaren o hagan más explícitas las relaciones sintácticas o estructurales entre los elementos de significado.

Admite decodificación de texto, notación matemática y símbolos

La capacidad de decodificar con fluidez palabras, números o símbolos que se han presentado en un formato codificado (por ejemplo símbolos visuales para texto, símbolos hápticos para Braille, expresiones algebraicas para relaciones) requiere práctica para cualquier alumno, pero algunos alumnos alcanzarán la automaticidad más rápidamente. que otros. Los alumnos necesitan una exposición constante y significativa a los símbolos para que puedan comprenderlos y utilizarlos de forma eficaz. La falta de fluidez o automaticidad aumenta enormemente la carga cognitiva de la decodificación, reduciendo así la capacidad de procesamiento y comprensión de la información. Para garantizar que todos los alumnos tengan el mismo acceso al conocimiento, al menos cuando la capacidad de decodificar no es el centro de la instrucción, es importante ofrecer opciones que reduzcan las barreras que plantea la decodificación para los alumnos que no están familiarizados con los símbolos o que no tienen fluidez con ellos.

Promover la comprensión entre idiomas

El lenguaje de los materiales curriculares suele ser monolingüe, pero a menudo los alumnos en el aula no lo son, por lo que la promoción de la comprensión interlingüística es especialmente importante. Para los nuevos estudiantes del idioma dominante (por ejemplo, inglés en las escuelas estadounidenses) o para los estudiantes de lenguaje académico (el discurso dominante en la escuela), la accesibilidad a la información se reduce considerablemente cuando no hay alternativas lingüísticas disponibles. Ofrecer alternativas, especialmente para información clave o vocabulario, es un aspecto importante de la accesibilidad.

Ilustrar a través de múltiples medios

Los materiales del aula suelen estar dominados por la información textual. Pero el texto es un formato débil para presentar muchos conceptos y explicar la mayoría de los procesos. Además, el texto es una forma de presentación particularmente débil para los estudiantes que tienen discapacidades relacionadas con el texto o el lenguaje. Proporcionar alternativas, especialmente ilustraciones, simulaciones, imágenes o gráficos interactivos, puede hacer que la información en el texto sea más comprensible para cualquier alumno y accesible para algunos que la encontrarían completamente inaccesible en el texto.


Proporcionar opciones para la comprensión

Activar o proporcionar conocimientos previos

La información es más accesible y es más probable que los alumnos la asimilen cuando se presenta de una manera que prepara, activa o proporciona conocimientos previos. Existen barreras e inequidades cuando algunos alumnos carecen de los conocimientos previos que son fundamentales para asimilar o utilizar información nueva. Sin embargo, también existen barreras para los estudiantes que tienen los conocimientos previos necesarios, pero que pueden no saber que son relevantes. Esas barreras pueden reducirse cuando hay opciones disponibles que brindan o activan conocimientos previos relevantes, o se vinculan a la información de requisitos previos en otro lugar.s previos

Resalte patrones, características críticas, grandes ideas y relaciones

Una de las grandes diferencias entre expertos y novatos en cualquier ámbito es la facilidad con la que distinguen lo que es crítico de lo que no es importante o irrelevante. Dado que los expertos reconocen rápidamente las características más importantes de la información, asignan su tiempo de manera eficiente, identificando rápidamente lo que es valioso y encontrando los “ganchos” correctos con los que asimilar la información más valiosa en el conocimiento existente. Como consecuencia, una de las formas más efectivas de hacer que la información sea más accesible es proporcionar pistas o indicaciones explícitas que ayuden a las personas a prestar atención a las características que más importan y evitar las que menos importan.

Guiar el procesamiento y la visualización de la información

La transformación exitosa de información en conocimiento utilizable a menudo requiere la aplicación de estrategias y habilidades mentales para “procesar” la información. Estas estrategias cognitivas o metacognitivas implican la selección y manipulación de información para que pueda resumirse, categorizarse, priorizarse, contextualizarse y recordarse mejor. Si bien algunos alumnos en cualquier aula pueden tener un repertorio completo de estas estrategias, junto con el conocimiento de cuándo aplicarlas, la mayoría de los alumnos no. Los materiales bien diseñados pueden proporcionar modelos, andamios y comentarios personalizados e integrados para ayudar a los alumnos que tienen habilidades muy diversas para usar esas estrategias de manera eficaz.

Maximizar la transferencia y la generalización

Todos los alumnos deben poder generalizar y transferir su aprendizaje a nuevos contextos. Los estudiantes varían en la cantidad de andamios que necesitan para la memoria y la transferencia a fin de mejorar su capacidad para acceder a su aprendizaje anterior. Por supuesto, todos los alumnos pueden beneficiarse de la ayuda sobre cómo transferir la información que tienen a otras situaciones, ya que el aprendizaje no se trata de hechos individuales de forma aislada, y los alumnos necesitan múltiples representaciones para que esto ocurra. Sin este apoyo y el uso de múltiples representaciones, la información puede aprenderse, pero es inaccesible en situaciones nuevas. Los apoyos para la memoria, la generalización y la transferencia incluyen técnicas que están diseñadas para aumentar la capacidad de memorización de la información, así como aquellas que incitan y guían a los alumnos a emplear estrategias explícitas.


Proporcionar múltiples medios de acción y expresión

Redes estratégicas – el cómo del aprendizaje

Los alumnos difieren en las formas en que pueden navegar en un entorno de aprendizaje y expresar lo que saben. Por ejemplo, las personas con impedimentos importantes del movimiento (p. Ej., Parálisis cerebral), los que luchan con las habilidades estratégicas y organizativas (trastornos de la función ejecutiva), los que tienen barreras del lenguaje, etc., abordan las tareas de aprendizaje de manera muy diferente. Algunos pueden ser capaces de expresarse bien en texto escrito pero no hablando, y viceversa. También debe reconocerse que la acción y la expresión requieren una gran cantidad de estrategia, práctica y organización, y esta es otra área en la que los alumnos pueden diferir. En realidad, no existe un medio de acción y expresión que sea óptimo para todos los alumnos; brindar opciones para la acción y la expresión es esencial.


Proporcionar opciones para la acción física

Varíe los métodos de respuesta y navegación

Los alumnos difieren ampliamente en su capacidad para navegar por su entorno físico. Para reducir las barreras al aprendizaje que serían introducidas por las demandas motoras de una tarea, proporcione medios alternativos de respuesta, selección y composición. Además, los alumnos difieren ampliamente en sus medios óptimos para navegar a través de la información y las actividades. Para brindar la misma oportunidad de interacción con las experiencias de aprendizaje, un instructor debe asegurarse de que haya múltiples medios para la navegación y el control sea accesible.

Optimizar el acceso a herramientas y tecnologías de asistencia

Proporcionar una herramienta a un alumno a menudo no es suficiente. Necesitamos brindar el apoyo para usar la herramienta de manera efectiva. Muchos alumnos necesitan ayuda para navegar a través de su entorno (tanto en términos de espacio físico como del plan de estudios), y todos los alumnos deben tener la oportunidad de utilizar herramientas que puedan ayudarles a alcanzar el objetivo de una participación plena en el aula. Sin embargo, un número significativo de estudiantes con discapacidades tiene que utilizar tecnologías de asistencia para la navegación, la interacción y la composición de forma regular. Es fundamental que las tecnologías de instrucción y los planes de estudio no impongan barreras inadvertidas al uso de estas tecnologías de asistencia. Una consideración de diseño importante, por ejemplo, es asegurarse de que haya comandos de teclado para cualquier acción del mouse, de modo que los alumnos puedan usar tecnologías de asistencia comunes que dependen de esos comandos. Sin embargo, también es importante asegurarse de que hacer que una lección sea físicamente accesible no elimine inadvertidamente su desafío para el aprendizaje.


Proporcionar opciones para la expresión y la comunicación

Utilice varios medios para la comunicación

A menos que los medios y materiales específicos sean críticos para el objetivo (por ejemplo, aprender a pintar específicamente con óleos, aprender a escribir a mano con caligrafía), es importante proporcionar medios alternativos para la expresión. Estas alternativas reducen las barreras de expresión específicas de los medios entre los estudiantes con una variedad de necesidades especiales, pero también aumentan las oportunidades para que todos los estudiantes desarrollen una gama más amplia de expresión en un mundo rico en medios. Por ejemplo, es importante que todos los alumnos aprendan la composición, no solo la escritura, y que aprendan el medio óptimo para cualquier contenido de expresión y audiencia en particular.

Utilice múltiples herramientas para la construcción y composición

Existe una tendencia en la escolarización a centrarse en las herramientas tradicionales en lugar de las contemporáneas. Esta tendencia tiene varias desventajas: 1) no prepara a los estudiantes para su futuro; 2) limita la gama de contenidos y métodos de enseñanza que se pueden implementar; 3) restringe la capacidad de los alumnos para expresar conocimientos sobre el contenido (evaluación); y, lo más importante, 4) restringe los tipos de estudiantes que pueden tener éxito. Las herramientas de medios actuales proporcionan un conjunto de herramientas más flexible y accesible con el que los alumnos pueden participar con más éxito en su aprendizaje y articular lo que saben. A menos que una lección se centre en aprender a usar una herramienta específica (por ejemplo, aprender a dibujar con una brújula), los planes de estudio deben permitir muchas alternativas. Como cualquier artesano, los alumnos deben aprender a utilizar herramientas que combinen de forma óptima entre sus habilidades y las exigencias de la tarea.

Desarrollar fluidez con niveles graduados de apoyo para la práctica y el desempeño

Los estudiantes deben desarrollar una variedad de fluidez (por ejemplo, visual, auditiva, matemática, lectura, etc.). Esto significa que a menudo necesitan múltiples andamios para ayudarlos a practicar y desarrollar su independencia. Los planes de estudio deben ofrecer alternativas en los grados de libertad disponibles, con oportunidades altamente estructuradas y respaldadas para algunos y amplios grados de libertad para otros que estén listos para la independencia. La fluidez también se construye a través de muchas oportunidades de interpretación, ya sea en forma de ensayo o producción dramática. El rendimiento ayuda a los alumnos porque les permite sintetizar su aprendizaje de formas personalmente relevantes. En general, es importante ofrecer opciones que desarrollen la fluidez de los alumnos.


Proporcionar opciones para funciones ejecutivas

Guiar el establecimiento de metas apropiado

No se puede suponer que los estudiantes establecerán metas apropiadas para guiar su trabajo, pero la respuesta no debería ser proporcionar metas para los estudiantes. Un remedio a tan corto plazo hace poco para desarrollar nuevas habilidades o estrategias en cualquier alumno. Por lo tanto, es importante que los alumnos desarrollen la habilidad de establecer metas de manera efectiva. El marco UDL incorpora andamios graduados para aprender a establecer metas personales que son desafiantes y realistas.

Apoyar la planificación y el desarrollo de estrategias

Una vez que se establece una meta, los estudiantes eficaces y las personas que resuelven problemas planifican una estrategia, incluidas las herramientas que utilizarán, para alcanzar esa meta. Para los niños pequeños en cualquier dominio, los estudiantes mayores en un nuevo dominio o cualquier estudiante con una de las discapacidades que comprometen las funciones ejecutivas (por ejemplo, discapacidades intelectuales), el paso de planificación estratégica a menudo se omite y los intentos de prueba y error toman su lugar. Para ayudar a los alumnos a ser más estratégicos y centrados en los planes, se necesitan una variedad de opciones, como “obstáculos” cognitivos que los impulsen a “detenerse y pensar”; andamios graduados que les ayuden a implementar estrategias; o participación en la toma de decisiones con mentores competentes.

Facilitar la gestión de información y recursos

Uno de los límites de la función ejecutiva es el impuesto por las limitaciones de la llamada memoria de trabajo. Este “bloc de notas” para mantener fragmentos de información a los que se puede acceder como parte de la comprensión y la resolución de problemas es muy limitado para cualquier alumno y aún más grave para muchos alumnos con discapacidades cognitivas y de aprendizaje. Como resultado, muchos de estos estudiantes parecen desorganizados, olvidadizos y desprevenidos. Siempre que la capacidad de la memoria de trabajo no sea relevante para el constructo en una lección, es importante proporcionar una variedad de andamios internos y ayudas organizativas externas, exactamente del tipo que utilizan los ejecutivos, para mantener la información organizada y “en mente”.

Mejorar la capacidad para monitorear el progreso

El aprendizaje no puede suceder sin retroalimentación, y eso significa que los estudiantes necesitan una imagen clara del progreso que están (o no están) logrando. Cuando las evaluaciones y la retroalimentación no informan la instrucción o cuando no se brindan a los estudiantes de manera oportuna, el aprendizaje no puede cambiar porque los estudiantes no saben qué hacer de manera diferente. Esta falta de conocimiento sobre qué mejorar puede hacer que algunos alumnos parezcan “perseverantes”, descuidados o desmotivados. Para estos estudiantes todo el tiempo, y para la mayoría de los estudiantes parte del tiempo, es importante asegurarse de que las opciones se puedan personalizar para proporcionar comentarios que sean más explícitos, oportunos, informativos y accesibles. Es especialmente importante proporcionar retroalimentación “formativa” que permita a los alumnos monitorear su propio progreso de manera efectiva y usar esa información para guiar su propio esfuerzo y práctica.


Este es un documento de trabajo, basado en el desarrollo de CAST. Más información sobre las directrices en https://udlguidelines.cast.org/